Kraken

¿Qué es The Graph? (GRT)

Guía para principiantes


The Graph es un software de código abierto que se usa para recopilar, procesar y almacenar datos de distintas aplicaciones de blockchain para facilitar la recuperación de información. 

The Graph, que originalmente se lanzó en la blockchain de Ethereum,, tiene como misión ayudar a los desarrolladores a utilizar datos pertinentes de forma que aumenten la eficiencia de sus aplicaciones descentralizadas (DApps). 

The Graph analiza y recopila los datos de la blockchain antes de almacenarlos en distintos índices, denominados subgrafos, lo que permite a cualquier aplicación enviar una consulta a su protocolo y recibir una respuesta inmediata.

Las DApps formulan las consultas mediante GraphQL, un lenguaje muy utilizado y creado originalmente por Facebook para recopilar datos para la sección de noticias de un usuario. 

Los usuarios de The Graph que prestan servicios a la red, que reciben el nombre de indexadores y delegadores, ayudan a procesar los datos y a transferirlos a los usuarios finales y a las aplicaciones. 

La criptomoneda nativa de The Graph, GRT, se usa para garantizar la integridad de los datos protegidos en su red. Cualquier usuario, ya sea indexador, curador o delegador, debe hacer staking de GRT para desempeñar sus funciones y obtener a cambio tarifas de la red. 

The Graph se utiliza en DApps populares de Ethereum como Aave, Curve o Uniswap. Los usuarios que deseen mantenerse al tanto del desarrollo actual de The Graph pueden marcar su blog oficial como favorito para recibir la información más actualizada.

What is the graph grt


¿Quién creó The Graph?

The Graph fue fundada en 2018 por Yaniv Tal, Jannis Pohlmann y Brandon Ramírez, quienes anteriormente trabajaron juntos en varias empresas emergentes orientadas a la creación de herramientas para desarrolladores. 

El software ha recaudado un total de 19,5 millones de USD en ventas de tokens desde 2019, incluidos 10 millones de USD en su venta pública de octubre de 2020. Durante este tiempo, aproximadamente el 21% del suministro inicial de tokens, que ascendía a 10.000 millones de GRT, se ha vendido a inversores como Coinbase Ventures, Digital Currency Group y Multicoin Capital. 

¿Cómo funciona The Graph?


El primer paso que lleva a cabo The Graph para agrupar datos se produce a través de los Graph Nodes, que analizan continuamente los bloques de la red y los contratos inteligentes en busca de información. 

Cuando una aplicación añade datos a la blockchain a través de contratos inteligentes, el Graph Node añade los datos de estos nuevos bloques a los subgrafos correspondientes.

Una vez que Graph Node extrae la información, existen tres tipos de usuarios que contribuyen a organizar los datos en su protocolo.

Estos tres tipos son: 

  • Curadores:  desarrolladores de subgrafos que evalúan qué subgrafos son de alta calidad y necesitan indexarse en The Graph. Cabe destacar que los curadores adhieren GRT a los subgrafos en los que creen.
  • Indexadores:  los operadores de nodos encargados de proporcionar servicios de indexación y consulta para los subgrafos en cuestión. Para proporcionar estos servicios, deben hacer staking de GRT.
  • Delegadores: delegan GRT a los indexadores para contribuir a la ejecución de la red sin instalar un nodo. 

Según la función que desempeñen, los usuarios obtienen una parte de las tarifas de red a cambio de su trabajo. 

Así, las aplicaciones que buscan información que les ayude a ejecutar su software pueden acceder a estos datos de forma fácil mediante consultas. 

Por ejemplo, Decentraland accede a la información de The Graph para buscar terrenos, accesorios y artículos coleccionables en aplicaciones y los introduce en su marketplace, de forma que los usuarios pueden adquirirlos desde una ubicación centralizada.


¿Por qué GRT tiene valor?

El valor de la criptomoneda GRT reside en su capacidad de garantizar que los contratos inteligentes que dependen del protocolo de The Graph se ejecuten correctamente.

Cabe destacar que GRT es la única criptomoneda que se utiliza para las operaciones fundamentales de la red. Por ejemplo, los consumidores que envían consultas a los indexadores deben abonar una tarifa por consulta, que se denomina en GRT.

Los curadores obtienen tarifas por consulta a partir de los subgrafos que indican, los indexadores obtienen una porción de las tarifas por consulta y las recompensas del protocolo, y los delegadores obtienen parte de las tarifas del indexador por prestar sus GRT.

Cualquier persona que posea tokens GRT y haga staking de estos puede participar en las decisiones que afectan al software y votar en propuestas sobre las reglas que rigen el uso de la plataforma. Los delegadores asignan sus derechos de voto a otra persona para que vote en su nombre.

Los inversores deben tener en cuenta que, si bien The Graph ofreció 10.000 millones de GRT en 2020, el suministro total aumentará, de media, en alrededor de un 3% cada año y se estima que anualmente se retirará de la circulación el 1% de los tokens. 
 


¿Por qué usar GRT?

The Graph puede ser de interés para los desarrolladores que quieran crear aplicaciones basadas en blockchain que necesitan acceder y revisar los datos de esta.

Los inversores podrían querer añadir GRT a su portafolio si confían en que las aplicaciones descentralizadas necesitarán una gran cantidad de datos de la blockchain de forma constante para funcionar.

Por último, si The Graph demostrara resolver los problemas clave que afligen a los usuarios de DApps, podría convertirse en una herramienta esencial para vincular todas las aplicaciones desarrolladas en la blockchain. 
 

Empiece a comprar GRT


Ya lo tiene todo listo para dar el siguiente paso y comprar GRT.